El Subsidio por Enfermedad Común

Martes, 01 Agosto 2017

 

La Ley 87-01, sobre Sistema Dominicano de Seguridad Social, establece en su artículo 131, relativo al subsidio por enfermedad, que el afiliado al Régimen Contributivo tiene derecho a un subsidio en dinero por incapacidad temporal para el trabajo.

REQUISITOS Y  MONTO DEL SUBSIDIO POR ENFERMEDAD COMÚN.

De acuerdo a lo dispuesto en la Ley de Seguridad Social y a lo establecido en el Reglamento para la aplicación del Subsidio por enfermedad, este subsidio se otorgará a partir del cuarto día de la incapacidad hasta un límite de veinte y seis (26) semanas, siempre que el trabajador haya cotizado durante los últimos doce (12) meses anteriores a la incapacidad.

El monto del subsidio será equivalente al sesenta por ciento (60%) del salario cotizable de los últimos seis (6) meses, cuando reciba asistencia ambulatoria, y al cuarenta por ciento (40%) si la atención es hospitalaria. En ambos casos el valor no podrá exceder del tope de 10 salarios mínimos nacionales por mes de incapacidad, lo cual a la fecha equivale a la suma de RD$111,370.00.

Es importante resaltar, que una licencia puede contener información relativa a hospitalización y recuperación ambulatoria, lo cual debe tomarse en cuenta para el cálculo del subsidio y la solicitud debe indicar de manera explícita ambos periodos.

En caso de que el  trabajador cumpla con los requisitos para recibir el subsidio por enfermedad común, el empleador debe pagar el salario al cien por ciento (100%) durante los tres primeros días de enfermedad y en caso de que la enfermedad supere los tres días, la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (SISALRIL) cubrirá la proporción del salario por los días restantes de incapacidad de acuerdo a lo establecido en la Ley 87-01 y el Reglamento para la aplicación del subsidio por enfermedad.

Este subsidio puede ser reclamado durante la discapacidad o dentro del plazo de sesenta días calendarios posteriores a la terminación de la discapacidad.

Es importante destacar, que enfermedades denominadas “Catastróficas”, tales como, el cáncer o la tuberculosis, están incluidas en este tipo de subsidio.

Las sumas pagadas por concepto de subsidio por enfermedad común están exentas del pago del Impuesto sobre la Renta de conformidad con lo dispuesto en el artículo 299, literal q, del Código Tributario.  Estas sumas no serán tomadas en cuenta además, para el cálculo del pago del salario por vacaciones, salario de navidad, ni participación del trabajador en los beneficios de la empresa, en razón de que son pagadas durante la suspensión de los efectos del contrato de trabajo.

OBLIGACIONES DEL EMPLEADOR RESPECTO TRABAJADORES QUE NO REÚNEN REQUISITOS PARA ACCEDER AL SUBSIDIO POR ENFERMEDAD COMÚN.

En el evento de que la ejecución del contrato de trabajo se interrumpa por motivo de una enfermedad común, se trata de una suspensión de los efectos del contrato de trabajo por causa del trabajador. En ese sentido, según las disposiciones del artículo 50 del Código de Trabajo, durante la suspensión de los efectos del contrato de trabajo, el trabajador queda liberado de prestar sus servicios y el empleador de pagar la retribución convenida, salvo disposición contraria de la ley, el convenio colectivo de condiciones de trabajo o el contrato, por lo que es importante verificar si existe alguna disposición en un convenio colectivo de condiciones de trabajo o  en el contrato de trabajo suscrito con el trabajador que le reconozca el derecho a recibir el pago de su salario durante las licencias por enfermedad.

En el caso de los trabajadores que no cumplen los requisitos para recibir el subsidio porque no reúnen la cantidad de cotizaciones mínimas para recibir el subsidio, la ley no establece procedimiento alguno, por lo que entendemos que se aplican las disposiciones del código de trabajo, relativas a la suspensión de los contratos de trabajo, que establecen que la enfermedad contagiosa del trabajador o cualquiera otra que lo imposibilite temporalmente para el desempeño de sus labores, es una causa de  suspensión del contrato de trabajo, por lo que no existe obligación por parte del empleador del pago de salario al trabajador durante la misma. Esto así porque el artículo  52 del Código de Trabajo dispone que en los casos de accidentes o enfermedad, el trabajador sólo recibirá las atenciones médicas y las indemnizaciones acordadas por las leyes sobre accidentes del trabajo o sobre seguro social en las formas y condiciones que dichas leyes determinan. 

Por tales motivos, si no existe estipulación en contrario en un convenio colectivo o contrato de trabajo en particular, en el único caso  en que el empleador estará obligado a cubrir las licencias sería si el trabajador no esté asegurado por falta del empleador, situación en la cual  este último cargará con la totalidad de los gastos a consecuencia de la enfermedad del trabajador.  Esta es la razón por la que deben afiliar a los trabajadores al Sistema Dominicano de Seguridad Social inmediatamente inicie la ejecución del contrato de trabajo, a los fines de garantizar que el trabajador reúna los requisitos de cobertura en caso de que sea necesario.

OBLIGACIONES DEL EMPLEADOR EN CASO DE ENFERMEDAD COMÚN QUE SUPERE 26 SEMANAS.

Si la discapacidad temporal por una misma causa o una causa relacionada supera el plazo de veintiséis (26) semanas dentro de un periodo de doce (12) meses, el contrato de trabajo continua suspendido por los motivos expuestos previamente, por lo que el empleador no tiene obligación de efectuar el pago del salario, salvo en los casos excepcionales arriba indicados.  Transcurridas las veintiséis (26) semanas, el trabajador no recibirá suma alguna por parte de seguridad social, pues en este caso la SILSARIL deberá referir al trabajador a la Comisión Médica Regional para fines de evaluación y determinar  si está afectado por una discapacidad permanente y si reúne los requisitos para recibir una pensión por enfermedad que será otorgada por su Administradora de Fondo de Pensiones (AFP).

Una vez cumplidos los doce (12) meses de incapacidad por enfermedad continua, el contrato de trabajo concluye por enfermedad que le impide concurrir a sus labores por un periodo total de un año, desde el día de su primera inasistencia.  En este caso el empleador deberá pagar al trabajador la asistencia económica conforme a la escala dispuesta en el artículo 82 del Código de Trabajo, así como los derechos adquiridos, si los hubiere pendiente de pago.

FaLang translation system by Faboba
Alburquerque & Aburquerque
Derechos Reservados ® 2014